domingo, 8 de mayo de 2016

Fuerteventura forever


Desde que empezamos con el Blog todos los años hemos subido un
 pequeño reportaje de nuestra escapada anual a Fuerteventura. Este año repetimos la experiencia que nos deparó volver a pasar unos días de ese relax especial que supone hacer lo que más te gusta durante unos pocos días antes de continuar con la rutina y el invierno que dejamos.

Como en años anteriores pasamos de pisar nieve con temperaturas bajo cero, a un clima primaveral lo que ya de por sí es algo fantástico, pero si a esto añadimos la tranquilidad de la Isla y la posibilidad de estar en contacto con la Naturaleza en un entorno tan distinto al nuestro observando y fotografiando la fauna, flora y los paisajes especiales de este paraíso, pues eso, que no te cansas de repetir destino y más estando seguros de que siempre vamos a encontrar algo nuevo.


Este año no tuvimos un tiempo tan cálido con en otras ocasiones, aún así para nosotros era verano aunque algún día tuviésemos que echar mano del jersey.

Como en años anteriores llegamos a Tarajalejo a finales de Febrero, con 15 días por delante que parecía que nos iban a dar mucho de sí, pero que como todos los años se pasaron volando.

Nuestro plan ha sido siempre el mismo y como es solo una vez al año no nos termina de cansar. La mayor parte de los días los dedicamos a recorrer la Isla redescubriendo esos paisajes especiales donde los tonos rojos se mezclan con negros, amarillos, y tenues verdes, conformando ese entorno tan diferente al que estamos acostumbrados en el norte de la Península.





Por supuesto que intentar fotografiar a toda la fauna y flora que podamos, forma también parte importante de nuestros planes.

Pasaremos en esta entrada un poco por alto la Flora y la dejaremos para otra ocasión, así que solo una muestra con estas dos especies características de la Isla: La primera es de una de las dos especies de Cardones de Jandía (el otro es el de la foto de encabezamiento), y la segunda corresponde a un matojo de Uvillas de mar que nacen en los saladares.

Cardón (Euphorbia handiensis)

Uvilla de mar (Zygophyllum fontanesii)

En cuanto a los habitantes, domésticos y salvajes, de esta aparentemente inhóspita naturaleza no se diferencian mucho de los que estamos acostumbrados a ver en León, ya que hay muchos que como nosotros recalan unos días en la Isla para luego seguir viaje hacia el Norte.

Pero los animales endémicos, adaptados a este entorno sí que nos llaman la atención, pues a pesar de ser parecidos a los nuestros tienen algo especial que les da ese punto diferente.

Estamos convencidos de que la Isla tiene algo especial que engancha, pues no solo los humanos la hemos invadido, sino también varias especies de animales que por unas causas u otras han acabado estableciéndose aquí.

Estos inocentes invasores, pues han sido introducidos por el hombre, no cabe duda de que en algún caso pueden representar un problema para la flora y para la otra fauna endémica de Fuerteventura, pero exceptuando a las Ardillas, el resto tiene que vivir en el entorno humanizado, y sinceramente es mucho más desagradable ver el comportamiento de algunos humanoides,  que ver a un grupo de cotorras, o tórtolas sobrevolando las casas y jardines.

En fin, hemos pasado otro año más en el que hemos visto alguna cosa nueva, y otro año más en el que afortunadamente nos han faltado días para "descansar", así que aquí os dejamos un resumen fotográfico que complementa un poco más las entradas anteriores sobre esta Isla. Sin más empezaremos con un par de fotos de las "Hubaras para continuar con la entrada que las dedicamos hace un par de meses".



Hacemos ahora un pequeño paréntesis, y dejamos para después a las especies propias de la Isla, y hablamos de las especies alóctonas. Quizá la más importante sea la Ardilla moruna (Atlantoxerus getulus) que se encuentra repartida por toda la Isla, pero como buena oportunista sus núcleos más importantes y visibles están cerca de las urbanizaciones, miradores, y otros lugares frecuentados por turistas a los que se acercan para pedirles comida, concretamente estas fotos las tomamos en la entrada de Morro Jable.









En éste mismo lugar viven las Cotorras argentinas (Myiopsitta monachus) que son las que se escaparon o soltaron de un zoológico que había a la entrada de las urbanizaciones de Morro Jable, y sus descendientes.









Entre ellas hay algún Ibis hadada (Bostrychia hagedash) de la misma procedencia que las cotorras. Hace unos años vimos criar a los Ibis sagrados (Threskiornis aethiopicus) pero ya hace un par de años que no les vemos, posiblemente que al cerrar el zoo estén por los palmerales del interior del recinto que aún permanece cerrado.




Otro ave que está establecida en los alrededores de La Lajita es el Bulbul cafre (Pycnonotus cafer) del tamaño de un Mirlo suele verse sobrevolando y cantando por los jardines.



Por supuesto las Tórtolas turcas (Streptopelia decaocto) y las palomas son muy abundantes tanto en núcleos urbanos como en las granjas que se encuentran diseminadas por la Isla.



En cuanto a mamíferos domésticos las Cabras son las más abundantes de la Isla y están repartidas por todos los sitios. Personalmente pensamos que son guapas, aunque lo que no puede negar nadie es que son "diferentes".





Aunque su comportamiento no lo sea del de otras cabras domésticas o salvajes, como puede verse en esta secuencia.







Los Asnos son descendientes o cruces con el africano, en algunos sitios andan en semilibertad como las Cabras.




Aparte del resto de animales domésticos comunes, aún queda otro "animal doméstico" llamativo, en este caso un insecto Hemiptero: la Cochinilla del carmín (Dactylopius coccus) que aunque mucho menos abundante que en Lanzarote, también la "cultivan" aquí en las chumberas. El colorante E-120 se obtiene de ella, y se emplea tanto en alimentación como en cosmética, aunque infinitamente mejor que cualquier colorante químico seguro que a algún escrupuloso le daría asco.



Pasamos ya a las otras especies "salvajes", en las que los invertebrados son los más abundantes, escarabajos, arañas, y todo tipo de insectos, están presentes en todas las zonas de la Isla aunque muchas veces pasan desapercibidos.

Empezando por los Coleopteros, estas dos especies nos llamaron la atención. Estos de la especie Pimelia lutaria eran muy abundantes en una zona próxima a la enorme playa de Costa Calma. Se hacían los muertos en cuanto te arrimabas, pero no les servía de nada con los alcaudones a los que vimos darse un festín con ellos.



A éste, con un aspecto espectacular le fotografiamos en la entrada de Morro Jable y pertenece a la especie Cetonia aurata. Cayó a nuestros pies y como su primo se hizo el muerto, le pusimos en un tronco del jardín y desapareció en unos segundos.




Algunas de las arañas son también espectaculares, y para nosotros la Araña Orbitela (Cyrtophora cicritocav) con sus especiales telas de araña no pegajosas que pueden tener más de un metro de largo, y que conforman unas trampas en las que quedan atrapados los insectos, son espectaculares, y más aún si consideramos que el tamaño de estas arañas no supera los 20 mms.





En el centro de la tela está el paquete de huevos protegido por la madre.



Cuando salen las pequeñas arañas son minúsculas, y su tamaño es poco mayor que la cabeza de un alfiler.


También, aunque algo mayor que la anterior, fotografiamos a la Argiope trifasciata que en este caso estaba dando cuenta de un pequeño Heterocero que acababa de capturar.







Con la Araña de jardín (Araneus diadematus) cerramos este grupo de Arágnidos.


Ya hemos hablado de las aves de Fuerteventura en otras entradas, pero aquí vamos a completarlas con algunas fotos más de alguna de las especies que fotografiamos este año.

Como ya hablamos del ave mayor de la Isla, vemos a seguir con la más pequeña que además es endémica de Fuerteventura: la Tarabilla canaria con cuya foto encabezábamos esta entrada a pesar de la pésima luz con que está tomada. En esa foto están dos de los endemismos más importantes de la Isla: una Tarabilla canaria (Saxicola dacotiae) posada en otro endemismo, el Cardón (Euphorbia canariensis) y ya sin más continuamos con las fotos de este pequeño passeriforme.














Muy parecida aunque con el colorido algo más vistoso es la Curruca tomillera (Sylvia conspicillata) que comparte hábitat con la anterior.












El Bisbita caminero (Anthus berthelotii) es otro de los pajarillos abundantes y presentes en toda la Isla.









Con un ligero parecido al anterior está la Terrera marismeña (Calandrella rufescens) aunque con un hábitat algo más selectivo que el anterior.





Subimos un poco de tamaño y el Alcaudón real (Lanius excubitor) es también otra de las aves que abunda en la Isla.







Hace ya dos años que visitamos a esta pareja de Cernícalos (Falco tinnuculus dacotiae) que tienen su nido en unas ruinas próximas al hotel y que por esas fechas ya están incubando.







Los últimos años hemos visto unos cuantos Busardos moros (Buteo rufinus) aunque son muy desconfiados y acercarse a ellos resulta complicado, así que una foto testimonial que tomamos en el poblado de la Atalayita, de este "clarito" ligeramente más pequeño que nuestros Ratoneros.




Los Tarros canelos (Tadorna ferruginea) son muy madrugadores a la hora de reproducirse, y ya están con su pollada. No sabemos si será la misma pareja, pero es el segundo año que les vemos en el mismo sitio con polluelos.







Los transeúntes también tienen una buena representación, y aunque es fácil encontrar limícolas y otras aves relacionadas con el agua en toda la costa de la Isla, el saladar de la playa de sotavento de Costa Calma es uno de los mejores sitios para observarlas, sobre todo cuando las mareas grandes llegan a cubrirlo.




Aquí pudimos fotografiar a las Espátulas (Platalea leucorodia) a las Garcetas comunes (Egretta garzetta) a los Zarapitos trinadores (Numenius phaeopus) y a una solitaria Garza real (Ardea cinerea)




















Muy cerca del hotel, hay un pedrero en el que siempre había Vuelvepiedras (Arenaria interpres) son muy confiados y curiosos, no hay más que ver las fotos ya que en la mayoría se "pinan" para ver que es ese bicho que esta tirado en el suelo.






Por último las Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) estaban bastante repartidas por la Isla, aunque las mayores concentraciones estaban en el saladar de Morro Jable.






En cuanto a los animales marinos, este año estuvimos admirando las enormes rayas que suelen pasearse por el puerto de Morro Jable.






También en la Punta del Tigre vimos a esta Carabela portuguesa (Physalia physalis) varada en un charco.




Y alguna Vaca marina como estas (Aplysia dactylomela)




En los bloques de los puertos toman el sol los cangrejos moros (Grapsus adscensionis) con sus vistosos colores.


Los Lepidópteros no pueden faltar en las entradas dedicadas a Fuerteventura, y este año añadimos dos especies nuevas a nuestra colección, la primera es la Danaus chrysippus o Mariposa Tigre.



La otra nueva es este precioso Sphingidae, la Esfinge de las tabaibas (Hyles eophorbiae tithimali) que fotografiamos en La Lajita. Las dos primeras fotos están hechas con flash en la terraza de nuestra habitación, a este pobre ejemplar que apareció encima de la mesa una noche, y que no sabemos si sobrevivió pues al día siguiente ya no estaba










También vimos varias mariposas más como esta Vanessa cardui.


Los Lagartos atlánticos (Gallotia atlantica) andaban un tanto somnolientos aunque también fotografiamos alguno.




 



Esto ha sido todo, aquí os dejo los enlaces a las otras entradas que hemos venido dedicando a Fuerteventura por si os apetece ver alguna. En ellas están el resto de aves que hemos fotografiado, Guirres, Cuervos, Limícolas..... y  más fotos de paisajes de esta Isla.
Fuerteventura 1ª parte
Fuerteventura 2ª parte
Canarias 2014  
Recorriendo Fuerteventura

Hasta la próxima.                    

3 comentarios:

  1. Soberbio reportaje Victor, habrá que poner en la agenda Fuerteventura...

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrada, un amplio repaso de la natura canaria

    ResponderEliminar